Revista Uruguaya entrevista a alumnos ajedrecistas de Queullín.

Lugar soñado por muchos, la isla de ajedrez existe y es real.

Parece una quimera convertida en verdad.

La  escuelita rural  ha logrado que el 100% de sus niños practique el querido juego ciencia. Y este centro de estudio se encuentra en la isla Queullín   siendo la única escuela del lugar y por eso ya fue bautizada como la isla del ajedrez.

 

 

Ubicada  al sur del territorio chileno, desde allí llegaron tres competidores al Panamericanorecientemente finalizado:  Inti y Nahuel Cañumir y Zinedine Arjel quienes nos contaron su travesía para disputar este gran torneo en su país:  “Salimos en lancha de la isla y viajamos dos horas y media hasta Calbuco. Después de ahí hacemos un trayecto en ómnibus hasta Puerto Montt y  allí nos tomamos un avión para Santiago”

 

 

Increíble travesía de estos chicos que invierten más tiempo en ese viaje dentro de su patria, (sumando lancha, bus y avión), que muchos que llegaron desde otros países. Y no solo la travesía, sino lo que es la misma. Las lanchas son el medio para salir de la isla y según la situación meteorológica el peligro de llegar a la costa puede ser importante ya que se deben cruzar canales muy peligrosos. La experiencia de estos chicos en este julio estuvo coronada por una sorpresa inesperada; los pilotos de Sky les permitieron entrar en la cabina del avión, ¡cuantas vivencias acumularon estos niños!

 

 

Inti y Nahuel (Zinedine había salido en el momento de la nota), nos contaban que comenzaron a jugar hace un año y que en su casa (fieles habitantes de esta isla) juegan todos.  Quien les enseña es su mamá pero según ellos: “Ahora ya no podrá porque la repasamos…”

Lo bueno que en la escuela todos practican ajedrez, y encontrar compañeros de juego es bien sencillo.

Le preguntamos a Inti si vivía mucha gente en la isla y con total frescura respondió: ” si mucha, como doscientos!”  Y en verdad no son muchos más, Angélica profesora de la escuela, nos confirmaba 250.  Que habrán sentido estos chicos en una ciudad como Santiago, donde en un viaje en metro, se congregaba más gente que en toda su isla…..

 

 

Es el primer panamericano que juegan, y se sienten victoriosos, pues más allá de los puntos obtenidos en el certamen, esta experiencia sin dudas ha sumado muchos puntos en su vida.

Si, habían participado en el Nacional chileno en Rancagua, pudiendo quedar en mitad de tabla ambos, y ahora en su futuro está  un match por equipos que disputarán en Osorno el 18 y 19 mientras sueñan conseguir los fondos para poder estar en Lima para el Sudamericano de la categoría y con ello cerrar el ciclo 2018 de la mejor manera, viviendo, aprendiendo y creciendo.

Los libros de historia llenan sus páginas con héroes que la sociedad se encarga de inmortalizarlos en monumentos, bustos o cuadros tan enormes como su gesta. ¿Pero cuántos hay que por su esfuerzo tienen la misma talla de héroes y quizás el anonimato los mantiene al  margen del reconocimiento general?.

 

 

En esta isla sin duda se contarían por decenas.

Desde los profesores que se pusieron una meta y caminan sin pausa tras ella, sin tomar medida de los obstáculos que se le pongan en el camino, solo para tomar fuerzas para pasarlos por arriba y continuar su marcha, hasta de esos niños que acostumbrados a convivir con esta situación, fabrican su día a día, con tesón y coraje, forjando un temple en ellos que sin dudas los convertirán en hombres muy especiales.

Angélica nos cuenta” las aproximadamente 250 personas  que viven aquí  se  dedican  a labores  de campo y mar.  Existe  solamente  una  escuela y  una  posta (lugar de  primeros auxilios). Los  alumnos se  levantan de madrugada para  caminar con pequeñas  linternas  entre  el bosque y viajar aproximadamente  cuatro  horas entre  lancha y bus. Empezaron a practicar ajedrez desde hace seis  años y recién  hace  uno a nivel de  competencia nacional. Por las  dificultades  geográficas era más  fácil rendirse renunciando a competir. Pero  tomamos  el  camino más  difícil aunque  eso  nos  signifique  pasar  hambre, frío y  miedo  cuando  navegamos porque  el lugar  es muy  peligroso. A pesar  de  que tomemos  precauciones  el  tiempo  cambia  abruptamente.  Y las  autoridades llegan muy  rara  vez.

 

Son muchas  las  anécdotas  que  nos  han  ocurrido por no lograr salir  de la  isla ,  y  duele ver  las  lágrimas  de mis  alumnos  al no poder  competir.
Sin  embargo   se  han  destacado en diferentes  concursos  literarios, pictóricos  y  deportivos. Pero por  sobre  todo,  el impacto en  la  comunidad  del  ajedrez es  el más  importante.
Con los  cuales han  llevado  a mejorar  resultados  académicos y mejorar la  convivencia  escolar. Incluso esta  pequeña  escuela  de  campo fue  reconocida  por  el Ministerio  de  Educación con Excelencia  Académica.
Además  este  año las  autoridades gubernamentales  locales  reconocieron a estos  dos  alumnos  entre  los  mejores  deportistas  de  la  Comuna  de  Calbuco.
Los  alumnos  durante  sus  recreos  practican  ajedrez, tenis  de  mesa  y  guitarra.
Por tanto  la  participación  en  este  Panamericano fue el premio a la  perseverancia.
Como docentes estamos felices y con  nuevos  desafíos  para  prepararlos para  el  Sudamericano y  el Nacional. Esperando  contar con más  alumnos  en  dichos  eventos.
Si el mundo realmente funciona como un espejo y devuelve de igual manera o multiplicado lo que se le da, queda poca duda que esta gente tendrá una recompensa maravillosa por todo lo que hace. Difícil saber si la misma llegará a través de resultados deportivos, pero se disfrace de lo que sea, el universo sabrá encontrar la forma de devolver con creces a quienes tanto dan.
….
Ahora ……… a Inti le gustaría jugar al fútbol cuando llegue a los 18, Nahuel no es tan futbolero, pero ambos cobijan un sueño dentro de su ser que acunan con enorme esperanza: ser campeones de ajedrez de Chile.
¿Será esa la recompensa?  El tiempo lo dirá.
Por ahora, este presente, que nos lleva a pararnos y aplaudirlos.
Caminar sin pausa, con la valentía de sentir miedo y vencerlo, con la mirada puesta en el horizonte y caminando hacia él.